Problemas cotidianos. Soluciones simples.

Ser ama de casa implica un reto de naturaleza diversa…

La llanera solitaria

2 comentarios

En una casa sola y llena de retos, somos algo así como “La Llanera Solitaria”

¿Cómo me convertí en una ama de casa?

Difícil de explicar, porque ni yo misma lo tenía contemplado como una posibilidad…

Me casé siendo una mujer que trabajaba. Y una vez casada, seguí trabajando. Desde ese punto de vista, no había cambios ni “amenazas” a mi estilo de vida dentro del matrimonio. Sin embargo, cuando me embaracé de mi hijo Alonso, tuve que frenar decididamente y enrumbar las cosas por otro camino.

Durante mi embarazo, e incluso después de que él nació y me vi en casa a diario, la palabra “ama de casa” no representaba algo relacionado conmigo.

Pero llega inevitablemente ese momento para cada una…

Ese instante cuando una descubre que su billetera y su tarjeta de débito están vacías.

Ese lunes a las ocho de la mañana, cuando comprende que tenía un millón de tareas anotadas en la lista que traía pegada en la puerta del refrigerador… y toda la semana disponible para hacerlas.

O el día que sale a hacer cualquier cosa y su madre comienza a preguntarle a todo el mundo si sabe dónde está, porque no le contesta el teléfono de casa y ella sabe que debería estar ahí.

Entonces de una forma ingenua, casi estúpida, pero llena de cierta indignación, le resuena la pregunta en la cabeza: “¿Y porqué asume mamá que debo estar en casa a esta hora?!”

La respuesta resulta simple y abrumadora, cuando no se espera: “porque eso es lo que yo hago”. Estar en casa, cuidar al niño, preparar la cena y recoger la correspondencia del buzón por la mañana. Porque soy una ama de casa.

El verdadero poder de la Llanera Solitaria

Esto le pasa a cualquiera. Con o sin hijos, una puede descubrirse un día en una casa siendo justamente la “ama” de esa casa. Y, en algunos casos críticos, llegar a dudar del verdadero poderío de esa expresión que utiliza una palabra de género femenino para calificarnos de “superioras” de algo en lo que quizá nunca estuvimos interesadas.

¿Cómo encauzar entonces un poder aún desconocido? ¿Una superioridad sobre algo que no nos hace sentir precisamente orgullosas?

¡Esa es la tarea a la que pretendo enfocarme con su ayuda! Creo que la única manera de sentirnos orgullosas de lo que hacemos, y de llevar adelante con dignidad esta “profesión” medio impuesta y medio escogida, es volver la mirada hacia un lugar distinto del usual.

Junto a usted, intentaré poco a poco revelar y rescatar los  aprendizajes trascendentes que hacemos cada día. Subrayar la colección de destrezas que son indispensables de adquirir, aun para esas que despectivamente suelen llamarse “amas de casa promedio”. Poner en entredicho el papel secundario que se le da a nuestras labores, y dimensionar correctamente el valor del trabajo que realizamos cada día.

Después de todo, recibir el lunes por la mañana una casa en ruinas luego de la fiesta de cumpleaños de “Pablito”, y dejarla en condiciones habitables al final del día, es algo que “cualquiera” puede hacer, pero que somos justamente NOSOSTRAS y SÓLO NOSOTRAS quienes lo hacemos, y ello, por sí mismo, implica la demostración de un valor que todavía no ha sido bien ponderado por los medios de  comunicación, la sociedad y la política en general.

¿Cómo descubrió usted que era (es) un ama de casa? ¿Qué sintió cuándo entró en semejante comprensión de su realidad? Déjeme su comentario al respecto…

Anuncios

2 pensamientos en “La llanera solitaria

  1. Pingback: Milagros cotidianos. Bendiciones simples. | Problemas cotidianos. Soluciones simples.

  2. La verdad hasta ahora me lo creo no habia entrado en razon y es muy cierto.

¡Tu opinión me interesa! Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s