Problemas cotidianos. Soluciones simples.

Ser ama de casa implica un reto de naturaleza diversa…

10 formas en las que ser madre me ha convertido en una mejor persona (PARTE 1)

1 comentario

No toda ama de casa es a la vez madre.

Pero para quienes somos ambas cosas a la vez, el reto que significa mantener una calidad de vida aceptable para toda la familia, en todos los sentidos, significa ya de por sí una preocupación constante a veces, y un reto de proporciones considerables casi siempre.

Hoy quiero ahondar un poco en esos puntos en los que considero que he crecido como persona, a raíz de haber abordado un día la tarea de ser madre. No se trata de hablar de mí simplemente, sino de enfatizar en algunas situaciones que, como mamás, en algunas ocasiones no tomamos en cuenta a nuestro propio favor. Pero desde mi perspectiva personal. Como he dicho antes, hay tareas que cualquiera puede hacer, pero sucede que somos nosotras quienes las hacemos.

¡Así que adelante! Acompáñeme a hacer este recorrido por la lista de cosas que han cambiado para bien en mí gracias a mi tarea como madre. Muy probablemente usted se identifique con alguna de ellas…

Pensar las cosas mucho más de dos veces antes de hacerlas o decirlas

Como madres, pronto vamos descubriendo que los niños son altamente impresionables. Un simple ceño fruncido les puede causar una explosión de llanto, porque no les gusta que mamá se moleste y consideran que todo es juego. Así que, uno de los aprendizajes valiosos que hacemos como mamás es el de vigilar constantemente nuestras expresiones faciales, gestos, actos, tono de voz, etc. Ciertamente, puede resultar agotador, pero cuando utilizamos este tipo de aptitud en el “mundo exterior” (en una entrevista de trabajo, cuando alguien está haciendo algo exclusivamente para molestarnos, sólo por poner algunos ejemplos) descubrimos que toda esta “práctica” de la expresión corporal con los pequeños se convierte en un entrenamiento para las situaciones complicadas en las que se requiere un poquito de actuación.

Mejorar hábitos alimenticios

En mi caso particular, hice muchas cosas siendo niña y joven, que hoy día serían consideradas inapropiadas. Actualmente se sabe que la nutrición de los niños y jóvenes es trascendental para el desarrollo, el rendimiento académico y la salud a futuro. Pero cuando yo era niña, la comida era simplemente comida.

De pequeña, comí demasiados dulces todo el tiempo, y no cuidé bien mis dientes, por lo que tuve caries y con el tiempo comencé a alimentarme mal, ya que las molestias que me causaban los dientes dañados hacían que no quisiera masticar. Hoy día cuido bien mis dientes y evito comer dulces constantemente, ya que no quiero inculcar este mal hábito a mi hijo.

De adolescente y cuando iniciaba la Universidad, normalmente no desayunaba antes de irme a clases. Varias veces tuve anemia en ese período, por que no comía todo lo que debía, ni en las cantidades y variedad que necesitaba. Eso complicó muchas veces mi rendimiento académico, me causaba estreñimiento e hiper acidez constante, me sentía absolutamente cansada algunas veces.

Pero cuando me embaracé, comencé a mejorar mis hábitos alimenticios. Embarazada, hice puntual y correctamente mis tiempos de comida, sin saltar y sin excederme en alimentos con poco valor nutritivo. El resultado fue un embarazo tranquilo, del que salí con muy pocos kilos de más, y con unos hábitos alimenticios que resolvieron el cansancio, acidez y estreñimiento de los que había padecido constantemente durante toda mi juventud.

Actualmente, comer bien, desayunar siempre, preferir alimentos saludables y balancear nuestras comidas son parte de la “política” familiar. Mi hijo está creciendo con buenos hábitos en ese sentido, sin mencionar que sus dientes están intactos y que, buscando su bienestar, mi esposo y yo nos privamos de adquirir en el supermercado una serie de productos que tampoco son beneficiosos para nosotros.

Nosotros, como adultos, comemos mejor gracias al cuidado que ponemos en elegir los alimentos en función del bienestar de nuestro hijo. Y eso, nos ha significado un aporte importante en nuestra calidad de vida también. 😀

Sentido del humor

Con niños en casa, toda madre sabe que la vida diaria se convierte en una colección de sucesos inesperados. Ante las situaciones que sobrevienen, y que muchas veces estorban o frustran el desarrollo “normal” del día, nos quedan dos opciones: hacer corajes o tomar lo que ocurre con sentido del humor.

Si escogemos el sentido del humor como paliativo para las sorpresas, muy pronto descubrimos que hace falta CONSTANTE sentido del humor. Sea para levantarse de madrugada porque el niño llora, o para limpiar el desastre después de su primeras comidas solo, la calma y un intento constante por ver los aspectos positivos nos hacen ver el factor sorpresa diario como algo más bien esperable. Casi igual que tener nervios de acero… pero con más sonrisas.

Anticipación al desastre

Después varios días completos junto a un niño que comienza a gatear solo, el mundo puede parecernos un lugar aterrador. Y es inevitable preguntarse cómo va a sobrevivir hasta la mayoría de eded esa pequeña criaturita, cuando tiene tal clase de afición por el riesgo…

Pero luego aprendemos que es mucho más sencillo prevenir que lamentar. Es entonces que las tijeras, cuchillos, clavos, herramientas de papá y toda una colección de artefactos puntiagudos comienzan a abandonar sus antiguos estantes y gavetas, para reubicarse en zonas inalcanzables de la casa, casi siempre en las alturas.

Y una vez que esta “función preventiva” de nuestro cerebro se activa, la precaución se nos vuelve algo tan natural como respirar.

¿Y usted?

Cuénteme de qué maneras considera que ser madre la ha convertido en mejor persona. Yo personalmente le respondo a sus comentarios…

Anuncios

Un pensamiento en “10 formas en las que ser madre me ha convertido en una mejor persona (PARTE 1)

  1. Pingback: 10 formas en las que ser madre me ha convertido en una mejor persona (PARTE II) « Problemas cotidianos. Soluciones simples

¡Tu opinión me interesa! Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s