Problemas cotidianos. Soluciones simples.

Ser ama de casa implica un reto de naturaleza diversa…

Días 5 y 6

1 comentario

La experiencia con mi sobrino se ha convertido en un éxito, al menos en algunos sentidos.

Él todavía no está de acuerdo con que papá o mamá lo dejen aquí en mi casa y se vayan. Y en eso estoy totalmente de acuerdo con él: nada peor que resignarse así tan fácil. Así que sigue dando la guerra a la hora de la separación, con ese instinto de supervivencia que los niños tienen intacto.

Pero ya no tiene miedo. Y eso me hace sentir la tía más feliz del mundo…

Hemos pasado ratos deliciosos, abrazados (él es muy cariñoso a pesar de su corta edad), leyendo cuentos, experimentando cosas que para él son totalmente nuevas…

Mi hijo celoso de verme así. Yo trato de ser la misma con él y todo, pero parece que le cuesta asimilar la posibilidad de que me sonría con alguien más. 😉

Eso sí, me agota mucho andar detrás suyo todo el día. Y cargarlo… Ya no estoy acostumbrada a cargar a un niño tanto tiempo.

Mi hijo ha estado enfermito ayer y hoy, así que no ha ido a la escuela y se ha hecho más necesario conciliar los intereses de ambos a lo largo de las horas que el bebé ha estado conmigo.

He sacado algunas conclusiones de mi experimento, pero hablaré de ellas cuando haya terminado todo.

Anuncios

Un pensamiento en “Días 5 y 6

  1. El monstruo de los ojos verdes (Otelo así definía a la celos) es peligroso….mimalo todo lo que puedas que no resienta la presencia del primito…

¡Tu opinión me interesa! Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s