Problemas cotidianos. Soluciones simples.

Ser ama de casa implica un reto de naturaleza diversa…

Tratamiento de Sábila para Cabello de “Bioland”

2 comentarios

NOTA: El presente artículo lo ofrezco a las lectoras a título personal y no representa la visión de la empresa que he mencionado. No recibo comisiones ni pago alguno por la publicación de este artículo, ni por las ventas de los productos aquí descritos. Solamente estoy ofreciendo mi perspectiva personal acerca de ellos.

Tratamiento Sábila

Este tratamiento o mascarilla fue el primero que probé de la marca Bioland.

Antes he usado otras mascarillas comerciales, todas con siliconas, y me daban algún resultado. Por eso quizá nunca me interesé antes por buscar una opción natural. Además que es un producto relativamente nuevo en el mercado, comparado con otros de esta misma marca.

Esta tiene a su favor, que es apta para utilizarla incluso en el cuero cabelludo, sin riesgo de que haya irritaciones en el mismo.

Yo la uso luego de hacerme mi lavado de limpieza profunda con bicarbonato, aplicando una pequeña cantidad directamente en el cráneo, masajeando bien y asegurándome que llegue a todas partes. Luego me la aplico en los largos, envuelvo mi cabeza con plástico y un paño o toalla caliente, dejándola reposar en el cabello por al menos 20 minutos (pero casi siempre más que eso). Luego, la enjuago y seco mi cabello normalmente.

La verdad que me da excelente resultado así, a pesar que mi cuero cabelludo es bastante graso por estos tiempos. No me engrasa de más, por el contrario, me ayuda a eliminar la resequedad que solía quedarme luego del lavado de limpieza profunda en el cráneo. Deja el cabello muy suave, reduce considerablemente el frizz y aporta brilllo, sin dejar el cabello pegajoso.

El aroma es rico, como a plantas. Es el mismo que tiene el champú de sábila orgánica, el transparente de 500 ml.

Y la textura es bien cremosa, lo que hace muy agradable la aplicación.

¡Y el experimento…!!

Como prometí en el otro artículo, voy a hablarles de los mini-experimentos que hice con estos dos productos, y que me dieron muy buen resultado…

El primero lo hice conmigo misma.

A pesar de tener el cuero cabelludo graso, mi cabello ha comenzado a resecarse en las puntas, por diversos motivos.

No quería cortar pero no podía dejar que siguiera así. ¿Qué hacer?

El día de lavado, me apliqué aceite de coco directamente en el cuero cabelludo, dando masaje. Y luego, en las puntas, distribuyéndolo bien para que alcanzara todas las zonas resecas.

Esto lo dejé en mi cabello, el cual cubrí con una gorrita de baño, por al menos media hora antes de lavar el cabello.

Luego, me lavé el cabello normalmente con el champú de jengibre.

Y, por último, me apliqué el tratamiento de sábila, dando mucho masaje al cuero cabelludo, y dejándolo actuar en todo el cabello apenas por el tiempo que tardaba en terminar de bañarme el resto del cuerpo.

Luego, sacaba el tratamiento con agua más fría que caliente, y lo dejaba secar al aire si era posible.

Al siguiente lavado, usaba sólo el champú y el tratamiento de sábila, para controlar el exceso de grasa del lavado anterior.

Y de nuevo, repetía todo el tratamiento con el aceite de coco al siguiente lavado.

Por lo general, no me lavo el cabello más de dos o tres veces por semana, así que no tuve que dedicar tanto tiempo para cumplir esta rutina capilar.

Lo hice de esta manera por tres semanas, y las puntas de mi cabello reaccionaron favorablemente, al punto que logré, por ejemplo, plancharme/alisarme una vez por semana, sin que se notara un desmejoramiento grave en el cabello. Antes bien, mi cabello estaba aun más brillante y dócil a la hora de alisarlo con la plancha, en comparación con otras mascarillas y acondicionadores naturales que he aplicado.

En el segundo experimento, me sirvió de conejillo mi hijo Alonso… 😀

Su cabello es fino y lacio, y su cuero cabelludo es normal a seco. Me gusta dejárselo un poco largo, y no usa fijadores o gel, así que toca también cuidárselo mucho para que tenga buena apariencia. Pero, como es pequeño, se ensucia mucho, juega, corre, así que es necesario lavar su cabello todos los días.

Durante tres o cuatro semanas, usé con él mi tratamiento de sábila a manera de champú, frotándole muy bien una pequeña cantidad por todo el cuero cabelludo, dejándolo mientras le bañaba el resto del cuerpo, y enjuagando al final.

Esto le dio algo de cuerpo, y un brillo simplemente excepcional en su lindo cabello.

Un par de veces, su cabello se vio algo pesado antes de lavarlo, como si tuviera un exceso de grasa. Entonces, esas únicas veces, usé su champú para niños y luego el tratamiento, para continuar al día siguiente sólo con el tratamiento.

Así que si tienen el cabello fino y el cuero cabelludo normal o seco, pueden probar esta variante, a ver qué resultado les da.

¿Han probado esta mascarilla? ¿Cuál es su mascarilla de tratamiento favorita de esta marca? Espero sus comentarios…

Anuncios

2 pensamientos en “Tratamiento de Sábila para Cabello de “Bioland”

  1. Pingback: Mis favoritos de Bioland (parte 2) | Problemas cotidianos. Soluciones simples.

  2. Pingback: Tratamiento de Manzanilla para Cabello de “Bioland” | Problemas cotidianos. Soluciones simples.

¡Tu opinión me interesa! Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s