Problemas cotidianos. Soluciones simples.

Ser ama de casa implica un reto de naturaleza diversa…

Alimentación, publicidad… ¿e identidad sexual?

2 comentarios

Identidad sexual

Esta historia de la vida real, sucedió hace unas cuantas semanas…

 
Fue una de esas tardes de agosto, en que cayó una lluvia torrencial acompañada de mil rayos y truenos, por lo que parte de San José se quedó sin electricidad por un par de horas.
 
Era sábado, y aquí en casa no habíamos comido nada desde el desayuno, por lo que el corte de corriente nos cayó muy mal. No teníamos nada preparado, ni algo que se prestara para comer en frío. Tocaba esperar.
 
Mi hijo Alonso era quien más sufría las consecuencias del hambre. El pobre es malísimo para aguantársela, y le dan toda clase de “síntomas” cuando tiene que esperar para comer.
 
Estaba pálido, y muy malhumorado. No quería que nadie le hablara y se quedó jugando solo en su cuarto en cuanto le dimos la noticia de que el almuerzo iba a tardarse.
 
Luego de cuarenta y cinco minutos, comencé a temer que la electricidad no se restableciera por el resto de la tarde. Y me preocupaba cada vez más por el ánimo de Alonso. A fin de cuentas, apenas tiene seis años…
 
Recordé que tenía guardada en la alacena, una porción del suplemento de proteínas en polvo que tomo normalmente luego del gimnasio. Es muy rico, así que le preparé a Alonso un vaso de batido, y le agregué un poco de avena para que le sustentara más.
 
Lo llamé a la cocina.
 
Cuando cruzó el umbral de la puerta, y vio el vaso sobre la mesa, sus ojos se iluminaron increíblemente.
 
– ¿Es para mí? -preguntó, lleno de alegría.
 
– Sí. Ya sabés que no me gusta que estés tanto tiempo sin comer -le contesté.
 
– Sí. ¡Es importante alimentarse! ¿Verdad?
 
– ¡Sí!
 
Sus manitas ansiosas recorrieron la distancia que las separaba del vaso, y yo sonreí con alivio.
 
De pronto, se detuvo en seco, sin llegar a tocarlo.
 
– ¿Este es tu suplemento? – me preguntó, muy serio.
 
– Sí. ¿Por qué? ¿Qué pasa?
 
– No lo quiero.
 
– ¡Por qué! ¿No tenés hambre?!!!
 
– Sí. Pero es que el empaque de tu suplemento dice “Especial para la Mujer”.
 

De más está decir que no hubo poder humano que lo convenciera de tomarse el batido… 😉

Anuncios

2 pensamientos en “Alimentación, publicidad… ¿e identidad sexual?

  1. No se porque camino ha llegado a mí tú blog, pero me alegro de haberte encontrado. Comulgo con todas las cosas que compartes. Me encantan las anécdotas que explicas y en definitiva estoy de acuerdo contigo en la mayoría de las cosas que compartes. Así que a partir de ahora tendrás en mí una seguidora incondicional y una admiradora. Gracias por haberte encontrado. Besos desde Sevilla. Amelia.

¡Tu opinión me interesa! Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s