Problemas cotidianos. Soluciones simples.

Ser ama de casa implica un reto de naturaleza diversa…

El reto de la “ama de casa eficiente”

Deja un comentario

Ama de casa 'eficiente'

Sí. Ya sé que usted ha querido parecerse a Samantha Stevens en “Bewitched”, o más recientemente a Bree Van De Kamp en “Desperate Housewives”.

Ya sé que cuando una es “sólo” una ama de casa, quiere hacer lo que hace de la mejor manera y lograr con ello demostrar a los que conviven con una en la misma casa, su valía. Yo entiendo. Es un modo en que sentimos que, al final del día, nos hemos ganado el pan.

La cuestión es que, cuando tenemos niños pequeños a nuestro cargo(y a veces con los no tan pequeños también), es imperativo dejar un poco de lado esas ideas prefabricadas y estériles de lo que es la “buena ama de casa”.

Seamos realistas. Ninguna mujer de verdad podría mantener un cabello pelirrojo como el de Bree, siempre en perfectas condiciones, todos los días del año y haciendo lo que se supone que hace con un presupuesto promedio.

No quiero decir que no se vale hacer nuestro mejor esfuerzo. Sino que, aun y cuando demos lo mejor de nosotras mismas en todos los aspectos, con menores en casa hay que echar mano de dos cartas fundamentales:

1) Sentido del humor. Las cosas no siempre salen como las hemos planeado cuando hay niños cerca, y hay que aprender a disfrutar este factor sorpresa con una sonrisa.

2) Tolerancia con una misma. Tenemos un solo cuerpo para hacer todo lo que hay que hacer en un día. Este cuerpo tiene limitaciones, nos guste o no. Necesitamos comer, descansar, recrearnos, ejercitarnos, tener sexo, ser abrazadas y abrazar, cerrar los ojos unos minutos de vez en cuando. No se recrimine extensa e intensamente si la casa no quedó como un espejo a la hora de irse a dormir, o si no pudo cumplir el cien por ciento de las tareas programadas para el día porque “Pedrito” se enfermó. Tómelo con calma, respete los tiempos de su cuerpo y disfrute el presente sin dejar de respirar porque la ropa sucia no logró llegar hasta la lavadora hoy. Perdónese y enfóquese en lo más importante de cada día: las tareas domésticas no tienen valor en sí mismas, sino en el tanto aportan bienestar a quienes viven en la casa. No pierda del todo el bienestar POR CULPA de esas tareas que deben estar a su servicio.

Como he dicho, no se trata de dejarlo todo al azar y olvidarse de ser “la mejor versión de una misma”. Se trata de priorizar lo que realmente vale en la vida. Tome en cuenta que los niños crecen demasiado rápido, y no querrá perderse de esos momentos inolvidables mientras lo hacen.

En pocas palabras, esa “ama de casa eficiente” que usted aspira ser, debe admitir su lugar dentro de las prioridades y la realidad cotidianas.

Anuncios

¡Tu opinión me interesa! Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s