Problemas cotidianos. Soluciones simples.

Ser ama de casa implica un reto de naturaleza diversa…

El límite del caos financiero 3: recomendaciones financieras para un esposo

Deja un comentario

Recomendaciones financieras para esposos (Imagen tomada de http://www.tequiero.es/como-saber-si-estas-mas-interesada-en-el-dinero-de-un-hombre-que-en-el/)

Recomendaciones financieras para esposos
(Imagen tomada de www.tequiero.es)

¡Bienvenido, estimado lector!

Si ha llegado hasta este artículo, es porque:

1)      Es usted esposo/compañero/conviviente (y probablemente el principal sostén económico de su hogar)

2)      Tiene usted problemas financieros que podrían causar (o ya han cusado) diferencias con su pareja ; y

3)      Quiere hacer algo ante su situación.

El presente artículo quizá no vaya a resolver su situación financiera en términos numéricos, pero sí puede orientarle para que las complicaciones que está teniendo su billetera, no se trasladen a su ámbito familiar ni a su relación de pareja, tal como nos sucedió a mi esposo y a mí (si quiere leer la historia, dé clic aquí)

Con frecuencia me imagino que, si mi esposo hubiese tenido en aquel tiempo una buena amiga o un buen amigo, que lo apreciara mucho y quisiera lo mejor para él, este amigo o amiga le hubiese dado estos consejos:

1)      Explique la situación financiera a su esposa o compañera.

Ya sea que su ingreso sea el principal, que ella gane más que usted o que su salarios sea el único sostén del hogar, darle a conocer la situación en ella, le garantiza una aliada.

Estudios serios, indican que las mujeres toman alrededor del 70% de las decisiones de compra.

Esto quiere decir que, sin importar cuánto gane usted o cuánto control tenga sobre su propio ingreso, su esposa es quien toma la mayor parte de las determinaciones en cuanto al gasto cotidiano (supermercado, ropa y juguetes de los niños, la ropa que ella misma usa y, quién sabe, tal vez hasta la suya propia).

Si ella es quien gasta en todos estos rubros, y usted la deja tomar esas decisiones usando como referencia una información insuficiente o equivocada, su billetera lo resentirá cada vez más. Infórmela, para que ella también compre con conciencia.

2)      Tenga presente que usted no está obligado a tener todas las respuestas.

Una de las principales razones por las que los esposos/compañeros no discuten la situación financiera con sus cónyuges, es porque inconscientemente, se colocan a sí mismos en la obligación de saber manejar el dinero (algo así como “ya que soy hombre, tengo que saber hacerlo”).

Esto no es justo ni para usted ni para su pareja.

Mientras usted envejece y se queda calvo tratando de arreglar la situación financiera a solas, ¿su esposa está en casa disfrutando de la vista al jardín y planeando unas vacaciones super costosas?

Usted no está obligado a saber de finanzas. No lo pierda de vista. Y no saber, no lo hace menos frente a su pareja, porque ella simplemente no piensa que usted DEBE saber.

En caso de que usted tenga buenos motivos para creer que ella piensa que usted debe saber de finanzas, hágale saber que es un ser humano, y no nació sabiéndolo, por lo que a ambos les tocará aprender.

3)      Busque una buena asesoría.

Relacionado con el punto anterior: si se da cuenta que el manejo de su situación financiera se ha complicado, que sus deudas crecen como espuma, y no tiene ya muy claro a dónde se le está yendo el dinero, encuentre a alguien que sepa del tema y le asesore sobre el modo más razonable de salir de apuros.

Su esposa NO pensará que usted es “menos hombre” por buscar un@ expert@ que le oriente.

O bien, si la asesoría es muy costosa, busque información por Internet. Hay excelentes artículos que le explicarán paso a paso cómo manejar sus deudas, sin que le cueste absolutamente nada.

4)      No se deje traicionar por su “proveedor interno”.

En nuestra cultura occidental, lo más común es educar a los hombres para ser buenos proveedores.

Por eso, cuando el tema financiero se complica, decir a la esposa o a l@s hij@s que no se puede comprar determinada cosa porque no hay dinero, se vuelve casi una falta a esa “buena educación” que usted recibió.

Incluso, causarle a la esposa una preocupación por el tema del dinero, suele generar culpa y sentimientos de frustración e impotencia.

Deténgase por un momento, y piénselo: ¿acaso es justo que cargue usted a solas con el peso emocional de la crisis? ¿Cuántos adultos hay en esta relación?

Recuerde que el día de su matrimonio, ambos prometieron acompañarse EN LA RIQUEZA Y EN LA POBREZA. Si no hay dinero, no hay para ninguno. Usted no puede pretender darle a su esposa e hij@s, lo que usted mismo no tiene, independientemente de cuánto ella “se merece” llevar una vida acomodada y tranquila.

5)      Escuche.

Éste es quizá el paso más difícil.

Una vez que su esposa esté apropiadamente informada de lo que ocurre con el dinero, probablemente querrá también hacer su aporte y ofrecerle algunas ideas para resolver el problema.

Haga un esfuerzo por escuchar y valorar las opiniones que ella le ofrezca. Recuerde que ella le quiere bien, y busca su bienestar.

Igualmente, déjele claro el motivo por el que está en desacuerdo con las propuestas que ella le haga, si es que lo está. Ella apreciará su sinceridad, mucho más que si usted le dice “sí” a todo, y luego cambia los planes a solas.

6) Evite tomar las cosas como algo personal y achacar culpas.

Al igual que usted no buscó que la situación financiera se complicara, su esposa no desea que ésta continúe o se agrave.

Es probable que, a pesar de haberse sentado juntos a hacer cálculos y tomar decisiones financieras, ella continúe teniendo impulso por gastar como lo hacía antes. Si esto sucede, intente tomarlo con calma y no verlo como una afrenta o una desconsideración. Recuérdele los términos pactados, y pídale de nuevo que se apegue a ellos, para conseguir la meta financiera que se han propuesto.

¿Y ustedes? ¿Han pasado o están pasando por problemas financieros en su familia? ¿Qué aconsejarían a los esposos que se encuentren en esta situación?

Anuncios

¡Tu opinión me interesa! Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s